Maratón de Zúrich 2014

Primero os quiero contar que el miércoles entrené la última vez antes del maratón y al final hicimos unos aumentos de velocidad de approx. 100 Metros. Después del segundo aumento tuve que pararme, porque ya no podía andar más. Tenía unos calambres insoportables en los muslos. Yo pienso que haya sido una falta de magnesio/sal por el virus gastrointestinal que tuve hace unas semanas. Así que estos últimos días bebí un montón y fui a la acupuntura.

Tantos nervios y hoy el maratón ya pertenece al pasado. ¿Pero cómo me fue en el gran día?
Me levanté a las 6 de la mañana. No me molestó mucho, como ya estaba despierta desde las 2 de la mañana y no volví a pegar ojo.
Desayuné mis 3 lonchas de trenza con Nutella, bebí mi café con leche como siempre y me vestí. El sábado ya había preparado la ropa (pantalones cortos y una camiseta sin mangas de mi grupo de correr) y el desayuno, para no tener que pensar en nada más el domingo. Llené mi mochila de 1.5 litros para beber con magnesio, sal y tres geles de Isostar 
Una hora antes del maratón estábamos allí (mi novio, mi madre y dos amigas del grupo de correr) además de mi padre que vino a animarnos. Me fui una última vez al baño, me calenté y cuando me agaché a recoger algo del suelo me dio un calambre en el muslo. Hubiera podido empezar a llorar. Recordé el miércoles, cuando ya no podía seguir andando. ¿Cómo podía hacer yo así un maratón? Menos mal que solo quedaban 4 minutos para el inicio, así no me dio tiempo de pensar más. Los primeros 10 kilómetros corrí relajada por la ciudad de Zúrich. Me iba bastante bien. Entonces sabía que aún me esperaba lo más duro. La ruta a lo largo del lago hasta Meilen, que llegan a ser 15 kilómetros ida y otros 15 de vuelta. Menos mal que en Meilen me esperaban unos fans y no iba a correr desesperada y sola por allí. Después de unos 15 o 20 kilómetros empezaron otra vez los calambres en los muslos pero no obstante seguí corriendo con un buen ritmo. Como la ruta hace un lazo, encontré a ms amigos corriendo de vuelta. El presidente de nuestro club, que estaba haciendo el tiempo a Nicola Spirig (una campeona olímpica de triatlón suiza la cual hizo su primer maratón), mi novio, una amiga del club que hizo su mejor tiempo (3:20!!), otra amiga que llevaba el balón para entrar en 4:45 y como no, a mi madre. Mi madre siempre es más rápida que yo. En la ruta nos encontramos unas cuantas veces y también estuvimos corriendo juntas un rato. Después de unos 18 kilómetros empecé a correr más rápido, porque me sentía bien. Y en el kilómetro 26 ella estaba de nuevo al lado mío. Tenía calambres y ella se sentía bien, así que la dije que se vaya. Durante un rato estuvo siempre unos pasos delante mío y después de unos tragos de mi mochila y pensé: Venga, que tú puedes, y corrí más rápido hasta pasarla. Estaba deseando ver el marcador donde pone “Zürich”. Llego el marcador de “Zollikon” y por fin el de Zúrich! Sabía que desde allí “solamente” quedaban 6 kilómetros hasta la meta. Si al menos no tuviéramos que correr por la interminable Bahnhofstrasse. Pero me tuve que tirar de los pelos para seguir corriendo y no andar. El chico que se ocupaba de llevar a la gente a la meta dentro de 4 horas me animaba, pero ya no me quedaban fuerzas para seguirle. Llegue a la meta feliz y orgullosa con un tiempo de 4:01  Y hoy… hoy me duele todo, no puedo andar casi y tengo dolores en las rodillas. Pero como leí en una camiseta durante la carrera: “ El dolor pasa – El Orgullo quedará”
Foto 5

Foto 4

Foto 3

Foto 2

Foto 1

Advertisements

7 Kommentare zu “Maratón de Zúrich 2014

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s